¿Se puede ser apolítico?

“Yo soy apolítico” Parece que con esta frase espantamos los fantasmas de lo corrupto, lo inmoral, lo desasosegante y nos afirmamos como limpios, fiables y asépticos… Pues yo creo que no! Creo honestamente que cuando oigo decir esto, están queriendo decir que “no quiero ser partidario” y además “excluyente”. Así, sí estaría yo de acuerdo…